¿Qué cuidados debe de tener mi joyería?


Sabemos que la chapa de oro puede llegar a tener cuidados muy delicados, es por eso que en Hortenzza nos ocupamos de cuidar la calidad de nuestras piezas para que puedan estar contigo un largo tiempo.

Principalmente, el mayor cuidado que debes darle a tu joyería es evitar el contacto con algún perfume, spray para cabello, gel antibacterial, entre otros productos similares. 

Un factor muy importante es el pH de cada una de nosotras. Entre más ácido sea tu pH, más fácil que tus piezas se deterioren rápidamente, factor por el cual Hortenzza no se hace responsable para un posible cambio.

Cada pieza es resistente al agua, es decir, puedes lavarte las manos con tus anillos o bañarte con tus aretes y/o cadenas sin preocupación de que se vayan a despintar. 

Con el uso, es normal que tus piezas se opaquen o pierdan su brillo. Cuando esto pase, lo único que tienes que hacer es lavarlas con agua tibia y jabón líquido para trastes, talla suavemente con las yemas de tus dedos, enjuaga, y por último, seca con un trapo de algodón o alguna tela que no vaya a rallar tus piezas. 

Y listo, ¡quedarán como nuevas!

*Evita que tus piezas guarden cualquier humedad al momento de guardarlas, pues este factor puede hacer que aparezcan manchas en tus piezas o deterioren su color.