¿Qué cuidados debe de tener mi joyería?


El único cuidado que debes darle a tu joyería es evitar que tenga contacto con algún perfume y/o spray para cabello. 

Cada pieza es resistente al agua, es decir, puedes lavarte las manos con tus anillos o bañarte con tus aretes y/o cadenas sin preocupación de que se vayan a despintar. 

Con el uso, es normal que tus piezas se opaquen o pierdan su brillo. Cuando esto pase, lo único que tienes que hacer es lavarlas con agua tibia y jabón líquido para trastes, talla suavemente con las yemas de tus dedos, enjuaga, y por último, seca con un trapo de algodón o alguna tela que no vaya a rallar tus piezas. 

Y listo, ¡quedarán como nuevas!